¿Qué es una revolución?

La gesta de Mayo no constituyó un hecho aislado, sino que se hallaba dentro de un ciclo de dimensiones mundiales, denominado Era de las Revoluciones (1776-1848) por el historiador británico Eric Hobsbawn, el cual incluyó las Revoluciones Industrial, Francesa y de independencia latinoamericana. Como hoy el concepto en boga parece ser el de Globalización, en esa época prendió la idea de que la forma de cambiar la realidad y crear un orden social más justo era la vía revolucionaria, dogma abrazado primeramente por la burguesía y luego por la clase obrera y que tuvo un fuerte arraigo hasta hace relativamente pocos años.

Antes de analizar los sucesos de Mayo, conviene hacer una mínima consideración conceptual de lo que significa, en términos científicos, la palabra revolución. Se puede decir que se da una Revolución cuando uno o varios sectores subalternos de la sociedad toman el poder de manera violenta, generando cambios bruscos y profundos que derivan en un nuevo orden social.

Para que se de un evento de este tipo, deben presentarse ciertos elementos: En primer lugar,  una crisis en el sistema de dominación combinado con el surgimiento de ideas tendientes a generar un nuevo sistema, creadas por filósofos o pensadores políticos, pero que tengan cierto nivel de arraigo entre los sectores populares, sin cuyo apoyo, no existe una revolución verdadera.

Una vez producido el estallido, se da una sustitución de autoridades; los nuevos mandatarios deben tener entonces capacidad para ejercer el poder, porque de lo contrario, el antiguo orden se recompone y recupera espacio a partir de una contrarrevolución. Finalmente, para que sea realmente una Revolución, tienen que darse cambios profundos que impliquen la construcción de un nuevo orden social. Si cambian las autoridades, pero el sistema no, no hay revolución.

En un primer momento, las revoluciones siempre son autoritarias y recurren a la censura y el control de los medios de comunicación. De otra forma, se ven expuestas al contraataque del viejo orden. Pero, con el correr del tiempo y la consolidación del sistema, puede darse un proceso de gradual democratización.

Estos pasos no solo se dieron en los estallidos de principios del siglo XIX, sino también en otros mucho más recientes, entre las que se destacan las Revoluciones Rusa, China y Cubana.

Extraido del Micro Nudos de la Historia “Camino Al Bicentenario de la revolucion de mayo” que se emite los Miércoles y domingos a las 10 de la mañana por MAS FM 91.07 de Jardín América.
Conducen Hernan Juarez, Periodista y Oscar Daniel Cantero Prof. en Historia.



Contribuya con sus opiniones