El Ñacanguazú se cobro una vida

El Sábado por la tarde la comisaría de Hipólito Irigoyen sufrió una conmoción al tomar conocimiento de que un hombre de 41 años, identificado como Luis Alberto V. se habría arrojado al arroyo Ñacanguazú, quien fue encontrado a un kilómetro del lugar sin signos vitales.

Debido a las lluvias el arroyo se encontraba crecido, esto ocasionó que Luis Alberto fuera arrastrado a un kilómetro de distancia y posteriormente fuera hallado por personal policial de la Comisaria de Gral Urquiza, a la altura del Balneario Tung Oil de la localidad de Santo Pipo, ya sin signos vitales.
Tras realizar el examen médico policial se dictaminó “muerte por asfixia por inmersión” y el cuerpo fue entregado a sus familiares para el velatorio.


Fuente: Prensa Unidad Regional NºIX



Contribuya con sus opiniones